Shhhhhhhhhh


-Oye, tengo un secreto.
-Que bien! - palmoteo como una niña ante un inmenso regalo.
Amo los secretos.
Adoro develar los secretos de una persona, uno a uno,
desenvolverlos como si caramelos fueran de una bolsa que sé, tal vez nunca se acabe.
-Bueno, ya sabes, tengo este secreto.
-Me lo entregarás? - pregunto, ya desconfiada.
-No, no puedo decírtelo, pero sigamos siendo amigos, como si nada hubiera pasado. Y recuerda, confío en tí.
Algo hace CRASH muy adentro.
-Eso sí, antes de proseguir filosofando sobre la evasión fiscal... Que te quede claro que ESTE secreto TE incumbe, y JAMAS te enterarás de él. Vale?
-Ya no se llama secreto, lo has nombrado.- respondo un poco hastiada.
-Ah si, tienes razón. No debería haberlo comentado; de todas formas, no voy a decirte. ¿Me invitarás mañana otra vez a tu jardín secreto? Podemos jugar a las escondidas.
-Nada hay escondido en mi jardin.
-Pero yo puedo llevar ahi cosas para esconder! Juegas..?

Es que tan a la vista tengo mi curiosidad mortal de gato?
Es que seguiré confiando en que la gente solo me espera para abrirse?
Es que seguiré negando que soy única,
en la búsqueda desesperada de un alma igual?
Nombrando bufones, que juegan a esconder
las bolas brillantes detrás de mi oreja,

con un suspiro resignado, aún espero....

8 comments:

mandrila said...

me gusto, mucho.
sos una enferma. te quiero xD

Pocho said...

Mortal.

Walter said...

enfermantemente bellas al igual que los dibujos

Julio said...

escribe mas peee'

Anonymous said...

Realmente patetica JAJAAJAJAJAJAJAJAJAJAJA =D

Zeithgeist said...

al menos pongo user.... XD
cooooowaaaaaaard!
O debo decir solo COW!?
Oo

COW said...

no no... que quede claro, la vaca NO FUE -.-

Anonymous said...

Jajajaja no la vaca no...

piensa mas..